El papel de Teocaltiche en La Ruta de la Plata

El papel de Teocaltiche en La Ruta de la Plata

“En realidad el origen de la ciudad de Teocaltiche, Jal.; se pierde en la borrosa noche de los tiempos de la prehisto­ria…” (Aguirre J., Manuel; “Ensayo Histórico de Teocaltiche”; B. COSTA – AMIC, EDITOR; México, D.F.; 1971; Pág. 17). Primeramente habitado por Tecuexes, y luego por Cazcanes; pero “…Teocaltiche, fue conquistado por los españoles, día más, día menos, en marzo de 1530, por el Cap. Cristóbal de Oñate y su segundo, Miguel de Ibarra, después su encomen­dero…” (Aguirre J., Manuel; “Ensayo Histórico de Teocal­tiche”; B. COSTA – AMIC, EDITOR; México, D.F.; 1971; Pág. 31).La fundación hispánica de Teocaltiche data de 1532, que es cuando se da el primer asentamiento de españoles.

A los 16 años de haber sido conquistado Teocaltiche, se con­vierte en un punto importante dentro de la ruta de la pla­ta, ya que “…En el remoto noreste, los caminos que unían Guadalajara con Zacatecas quedaron claramente trazados poco después de la gran explotación de la plata. Para 1546 había caminos de copioso tránsito entre Guadalajara y las ciudades norteñas de Nochistlán y Juchipila. Casi inmediata­mente después del descubrimiento se abrieron dos caminos principales hacia Zacatecas. Uno iba directamente al norte a través de Juchipila, y luego se desviaba ligeramente al este, para llegar a Zacatecas. El otro pasaba por Guadalaja­ra y seguía rumbo al nordeste, hasta Teocaltiche, luego hasta el lugar que llegaría a ser Aguascali­entes; después seguía hacia el norte, hasta Za­catecas.” (Powell, Philip W.;“La Guerra Chichimeca (1550 – 1600)”; Fondo de Cultura Económica; México, D.F.; 1975; Pág. 35).

La importancia de Teocaltiche no radica solamente en que fue una de las rutas que pasaban de Zacatecas a Guadala­jara, sino que, “…Como lo relata el investigador e historiador Peter Bakewel: Teocaltiche fue proveedor de abas­tos de Zacatecas, de granos y animales en los si­glos XVI – XVII, pero además, entre los productos proce­sados que se enviaban a las minas eran famosas las cecinas y jamones que procedían de este lugar. (de Anda, Nicolás Salvador; “Hijos Ilustres de Teocaltiche – Libro 1”; Pág. 52). Y también, como lo relata I. Ignacio Dávila Garibi en su libro Bosquejo Histórico de Teocaltiche: “…y abunda de los man­tenimientos ordinarios para los naturales que son maíz, frijol, chile, algodón, calabazas, magueyes y en tanta cantidad que el ordinario ahí saca de ello para las minas de los Zacatecas y siempre hay en éste pueblos o provincias españolas que tienen por granjería rescatarlo y llevarlo a las dichas minas.” (Dávila Garibi, I. Ignacio; “Bosquejo Histórico de Teocaltiche”; Librería Editorial SAN IGNACIO DE LOYOLA; México, D.F.; 1945; Pág. 381).

Era tan importante el abastecimiento que proporcionaba Teo­caltiche, que cuando un convoy con rumbo a Zacatecas fue atacado, el hecho fue registrado por Philip W. Powell en el siguiente párrafo: “Aun los más numerosos convoyes de car­retas tenían dificultades para llegar a las minas. En Palmillas, unas cuantas leguas al sur de Zacatecas, el ataque a una de dichas cuadrillas dio por resultado el martirio de fray Juan de Tapia, la muerte del carretero y de un gran número de in­dios; otros del grupo, incluyendo al alcalde mayor de Teocaltiche, salieron con heridas. La actividad minera quedó casi paralizada por la gran pérdida de mulas, la falta de provisiones, la cercanía del peligro indio y la par­tida de muchas personas que se fueron al sur en busca de seguridad.” (Powell, Philip W.;“La Guerra Chichimeca (1550 – 1600)”; Fondo de Cultura Económica; México, D.F.; 1975; Pág. 87).

Otro hecho registrado acerca de esta ruta menciona lo siguiente:

“Hernando Martel continuó la obra emprendida por Tolosa: recorrer infatigablemente las tierras chichimecas…”. “…Pronto concentró sus esfuerzos en proteger de los ataques chichimecas las tierras comprendidas entre Nochistlán, el peñón del Tecuan, lugares de Comanja, la villa de Teocal­tiche y el camino que iba de Zacatecas a Guadala­jara por el lado de los llanos…” (Varios Autores; “Breve Historia de Aguascalientes”; Serie Breves Historias de los Esta­dos de la República Mexicana; Pág. 18).

Lo anterior lo podemos confirmar en los dichos del Juicio de residencia de Hernando de Martel, donde se menciona que ya desde su fundación y su constitución como alcaldía mayor Her­nando de Martel ayudo a proteger los caminos que venían de la capital de la nueva España y Michoacán:

“…Se trató de ser necesario poblarse allí una villa de españoles y para ello le dieron comisión al dicho Hernando Martel y para que señalase sitios de estancias y repartirse tierras y solares a los que quisiesen poblar y en ello dio tan buena orden y socorro a los españoles sin que se gastase cosa ninguna de la Real Hacienda y dio asiento en ella y la pobló y ha estado y está poblada de nueve años a esta parte y se ha asegurado mucho aquel paso, el cual es muy ordinario camino de México y de Machucan y de otras partes para Zacatecas…”

“…si saben que los indios de los llanos de los chichimecas e frontera de este reino que nombran guachi chiles e zacatecos es una gente indómita y belicosa por que habitan en los cam­pos sin asiento ni pueblo formado y han hecho es los caminos reales de México a Zacatecas y de esta ciudad de Guadalajara a Zacatecas e a otras partes en pueblos de paz y estancias e minas e gran ferias de españoles como grandes e muchos robos e muertes de hombres así en españoles como en natu­rales e para remedio de ello los señores oidores que han sido y son en este reino proveyeron al dicho Hernando Martel por tener de él confianza por Alcalde mayor de dichos llanos e fron­teras, donde residió diez años sustentando muchas veces y por muchos días veinte a treinta españoles a sus caballos, a su costa con los cuales e diversas veces salió a segurar los cami­nantes e caminos reales que pasaban y los pueblos de paz, prendiendo por fuerza de armas muchos de los dichos indios salteadores, espiándolos e siguiéndolos de noche e de día e haciendo en ellos castigos que convenían aventurando su per­sona muchas veces e mediante su diligencia e buen orden fue causa muchas veces que no hiciesen robos ni muertes y los caminantes y habitantes en las fronteras no recibiesen daño…”

“…al dicho Hernando Martel entender en lo contenido en esta pregunta por comisión de la Real Audiencia y el dicho Hernando Martel en lo suso dicho residía en la dicha villa e su jurisdicción en Teocaltiche e a la contina vido que tenía e tuvo españoles soldados en su compañía con los cuales e con de más gente de la dicha villa e comarca este testigo vido a el dicho Hernando Martel con sus armas y caballos e gente a su costa e misión e fue causa de algunas presas que se hicieron e de que no se hiciesen tantos robos e males como se acostumbraba hacer en aquellas partes…”

“…ha visto al dicho Hernando Martel residir de ordinario en la villa de Santa María de los Lagos e llanos de su comarca siendo alcalde mayor de la dicha villa e llanos e Teocaltiche…”

“…el dicho Hernando Martel por el tiempo que dice la pregunta siendo alcalde mayor de los llanos de Teocal­tiche dio relación a la Real Audiencia de este reino de cómo se podía poblar una villa en donde al presente está poblada la villa de Santa María de los Lagos…”

(Esta información se encuentra en las paginas 5, 8, 11 y 16 del libro Juicio de Residencia de Hernando Martel el cual se terminó de imprimir en los talleres de la Unidad Editorial del Gobierno de Jalisco, el dia 27 de febrero de 1990, La edición fue de 1000 ejemplares.)

Era impórtate la presencia militar en Teocaltiche para proteger esta ruta que cuando el numero de guerreros disminuyó también fue registrado en el siguiente párrafo:

“De mil guerreros cazcanes que había en Tequaltiche, el número disminuyó rápidamente hasta sólo 200 en 1584; esto representó un debilitamiento militar en aquella zona, justamente cuando más empezaban a difundirse los ataques de los chichimecas.” (Powell, Philip W.;“La Guerra Chichimeca (1550 – 1600)”; Fondo de Cultura Económica; México, D.F.; 1975; Pág. 175).

Conclusiones
Los datos anteriores confirman la participación tanto di­recta como indirecta de Teocaltiche dentro de la ruta de la plata, así mismo Teocaltiche tiene mucho que ofrecer tanto histórica, cultural y artísticamente; por ejemplo:

Teocaltiche es de los primeros pueblos fundados por es­pañoles en la región
El hospital de Indios edificio que data del siglo XVI cuya configuración arquitectónica representa al arte Mudéjar que lo hace muy valioso por ser único en su tipo en la región.
El templo de San José, erigida como parroquia en el si­glo XVII
El templo de la Merced que data del siglo XVII
El templo del Santuario que data del siglo XVII en el cual se encuentran pinturas que datan del siglo XVIII
La parroquia que data del siglo XVIII
Su Arquitectura colonial
Sus antiguas haciendas


Compilado por:
C. José Raúl Aguirre Pulido
L.D.G. Francisco Gómez Rodriguez

Deja una respuesta