¿Sabias que? San Miguel el Alto Jal. tuvo su propia moneda

Moneda Antigua de San Miguel

La moneda municipal de los Altos de Jalisco, comienza al descenso del virreinato en la patria y en estas tierras, todo parece indicar que una crisis monetaria se avecinaba, por los rumores que corrían entre los lugareños de que la “Maldita Canalla” (El Movimiento Insurgente) se avecinaba, muchos peninsulares comenzaron a esconder su dinero o a trasladarlo a las ciudades donde existía las milicias y aprovechar la cercanía para su protección , en algunos casos en un incierto éxodo volvieron a la madre patria (España) con sus pocas pertenecías y su basto dinero acumulado.

Durante la guerra de independencia, la economía del país se redujo drásticamente, por lo que la moneda de la monarquía dejo de circular casi en su totalidad, por lo que los alteños volvieron al antiguo sistema de trueque para poder reactivar la economía; sin embargo algunos vieron el ejemplo de Lagos que ya tenía su moneda, por lo que varios municipios secundaron este ejemplo y activar de manera local la economía, siendo el pueblo de San Gaspar (de los Reyes) uno de los primero que comenzó después de Lagos a emitir su moneda en 1816.

Ya casi al término de la independencia en 1820, dos pueblos más emitieron su moneda: Xalostotitlán y Teocaltiche; de estas se conocen varios diseños, algunos fechados, por lo que se desconoce, si fueron las primeras en la fecha antes señalada, o si ya existían las mismas.Enero de 1824 en San Miguel el Alto, Dice el Lic. Francisco Medina de la Torre, que surgió una cuestión curiosa; empezaron a circular en esta población monedas de otros poblados con nominación de cuartillas y tlacos, o como actualmente se les dice: fichas, por tal motivo el Ayuntamiento determinó que cada comerciante sellara diez pesos de esas monedas; dando como resultados un sinnúmero de variedades de dichas monedas; aunque algunas ya estaban circulando desde finales de siglo XVIII, incluso muchos comerciantes aprovecharon las existentes para ponerles su resello de su negocio o interés, y otros más las cortaban a la mitad o en fracciones para poder dar cambio, así se reducía su valor, por ejemplo las cuartillas se cortaban a la mitad, su valor se reducía a un octavo, y esto se estuvo repitiendo a lo largo de este siglo.

Por: Simio Ortega.
https://web.facebook.com/simio.ortega

Deja una respuesta