Breve historia de Teocaltiche

La historia de Teocaltiche comienza antes de que pudiéramos registrarla, pero sabemos que para el año mil después de cristo los Tecuexes dominaron una gran región del actual Teocaltiche, y para el año 1187 junto con los caxcanes eran las tribus que habitaban la región.

Parroquia de Teocaltiche

Parroquia de Teocaltiche

La noche de los tiempos (1187)

mapa perdido de Teocaltiche

La historia de Teocaltiche comienza antes de que pudiéramos registrarla, pero sabemos que para el año mil después de cristo los Tecuexes dominaron una gran región del actual Teocaltiche, y para el año 1187 junto con los caxcanes eran las tribus que habitaban la región. 

La conquista (1530)

En la “Relación geográfica de Tequaltiche” escrita por Hernando Gallegos, Teniente de Alcalde Mayor de Teocaltiche describe que los nativos informaron que el pueblo fue fundado por los Caxcanes, que Teocaltiche y Nochistlán pertenecían a un indio llamado Aquano, cuyo nombre significa “capitán general de las guerras” quien murió poco antes de la llegada de los españoles.

Aquano
Aquano

Teocaltiche significa lugar junto al templo o pueblo edificado junto al templo. El pueblo antiguo de Teocaltiche fue conquistado por los españoles en marzo de 1530 por el capitán Cristóbal de Oñate y para 1532 se fundó la población en el lugar que hoy ocupa.

Escudo de Teocaltiche
Escudo de Teocaltiche

En 1652, el cura beneficiado de Teocaltiche,  Don Andrés de Estrada y Flores en su Relación de San Pedro de Teocaltiche describe así el Cerro llamado de los Antiguos, lugar original de la población: “Ay un bosquecillo a la vista de este pueblo, hacia el poniente donde era la población antigua y están y los edificios o las ruinas de ellos donde tenían sus Y dolos es muy vistoso y tiene alguna cacería de gazapos”. Texto original.

La Guerra del Mixtón (1542)

La guerra comenzó entre 1541 y 1542 con las rebeliones de los pueblos de Juchipila, Teocaltiche, Nochistlán, Etzatlán y Tequila, casi inmediatamente toda la región de la Nueva Galicia y otras zonas se unieron, empezaron con 15 mil guerreros. Inicialmente derrotaron a Miguel de Ibarra y Cristóbal de Oñate en Xuchipila, luego llegó de refuerzo Pedro de Alvarado que estaba en la Ciudad de México y también fue derrotado; este murió en la retirada cuando un caballo le cayó encima, luego las fuerzas  de Tenamaztle, Petlácatl y don Diego sitiaron Guadalajara pero Cristóbal de Oñate rompió el asedio con ayuda de caballería y artillería. Luego Tenamaxtle y sus guerreros se concentraron en Xuchipila, Nochistlán y en el cerro del Mixtón.  

Al ver las repetidas derrotas de los Españoles el virrey Antonio de Mendoza se vio obligado a participar con aliados de diferentes pueblos como tlaxcaltecas y mexicas entre otros, con los que reunió un ejército de 50 mil personas, así las fuerzas de los españoles superaron por mucho a las de los Chichimecas. Los rebeldes fueron cercados en el cerro del Mixtón, ya a punto de ser derrotados, Tenamaztle pidió hablar con su antiguo encomendero Miguel de Ibarra para evitar más muertes de su pueblo, se rindió y fue arrestado y llevado a España. Sin embargo Tenamaztle pudo abogar por los derechos de su gente ante el Consejo de Indias.

El Ex Hospital de Indios (1545)

Una vez terminada la guerra del Mixtón empiezan los esfuerzos por catequizar a los naturales. Para ello se construye El Hospital de indios entre los años de 1542 y 1545, este  es el edificio más antiguo de toda la región. En el hospital  se ofrecía alojamiento, comida y auxilio a la gente que a raíz de la guerra quedó desamparada. 

Este edificio es de arquitectura austera, este hospital tenía una capilla, con un gran atrio donde se impartía la doctrina, se celebraban eventos de culto y también se usaba de Campo Santo. Justamente enfrente se construyó en 1550 una capilla para uso exclusivo de los españoles, en esta capilla se veneraba a San Pedro, edificio que después se convertiría en Parroquia, a la fecha aquí se mantiene el centro de la ciudad de Teocaltiche.


El mantenimiento del hospital dependió por mucho tiempo gracias a diezmos y donaciones. El hospital vivió su mayor esplendor en el siglo XVII, poco a poco fue cayendo en decadencia principalmente por la llegada de otros hospitales. 

En 1818 la región se vio afectada por una serie de temblores que terminaron por dañar gravemente el edificio el cual ya había pasado por otro temblor muy fuerte en 1774 y finalmente en 1833 el hospital dejó de funcionar. Durante más de cien años el edificio estuvo en total abandono, sirviendo sus ruinas únicamente como una especie de mercado para comerciar animales. 

A mediados del siglo XX las autoridades consideraron que este edificio ya no servía para nada y pensaron en demoler lo que quedaba de esta joya,  sin embargo Silvano Torres Jiménez se opone y salva el edificio, fue así que El Instituto Nacional de Antropología e Historia emprende su restauración  entre 1968 y 1969 además fue declarado Monumento Nacional. 

Templo de la Merced (1660)

Ya en 1660 llegan los mercedarios a teocaltiche y fundan su monasterio, los mercedarios se comprometen con un cuarto voto más que las otras órdenes, añadido a los votos tradicionales de pobreza, obediencia y castidad, también se comprometen a liberar a otros más débiles en la fe, aunque su vida peligre por ello, es decir, su misión era, la misericordia para con los cristianos cautivos. Muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. Esta orden estuvo al servicio del pueblo hasta 1810 cuando desaparece, por lo que el templo y el monasterio pasaron a manos del clero. 

Un poco antes en 1805 muere Don José María de Alba y deja en su testamento gran parte de sus bienes para que sean usados en beneficio de la enseñanza y de los más necesitados. Luego en 1833  Don Manuel de la Mazuca deja también gran parte de sus bienes para ser usados para los mismos fines. 

Para administrar todo lo donado por estos dos grandes personajes se formó una asociación llamada “Alba y Mazuca” que viendo la necesidad de tener un nuevo hospital con más capacidad y equipamiento que el anterior Hospital de Indios que ya estaba en desuso pidió al clero que cediera este antiguo Monasterio para ser usado con este fin y fue así que Don Diego Aranda y Carpinteiro, Obispo de Guadalajara en 1847 cedió el complejo y así comienza a funcionar este hospital.

En 1916 llegan a este hospital las llamadas “Madres del hospital”  que se hacían llamar: Las Hermanas Mínimas de María Inmaculada pues en esos años hubo una epidemia y acudieron a apoyar a la población, estas madres atendieron este hospital hasta 1978. Como dato yo nací en este hospital en 1983. 

Templo de San José (1701)

Para finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII el Templo de San José ya se encontraba en construcción, este edificio es muy grande, luego fue sede del Convento de los Padres Oblatos de San Carlos Borromeo. 

Como ya comentamos en 1774 hubo una serie de temblores que dañaron varios edificios incluyendo la antigua capilla construida en 1550 en frente del Hospital de indios, la historia que estoy a punto de contarles nació a raíz de estos temblores, que como platicaremos más adelante provocó que el pueblo cambiara de santo patrono, es decir, que cambiaran de San Pedro a la Virgen de los Dolores, pero bueno, continuando con esta historia, el antiguo templo parroquial que albergaba a la Virgen de los Dolores que es el que mencionamos que existía desde 1550  ya se encontraba muy dañado, así que la gente decidió mover a la patrona de su antiguo templo al templo de San José donde radicó hasta 1898. Por mucho tiempo la parroquia y la presidencia estuvieron por esta zona, es decir, el centro de la ciudad estuvo por mucho tiempo ahí.

Actualmente  la capilla sigue funcionando como templo, el monasterio fue usado como cuartel y ahora funciona como Escuela Primaria. Esta capilla además alberga la leyenda más famosa de este pueblo, la leyenda del padre sin cabeza, esta leyenda narra la historia de un sacerdote que fue decapitado al momento justo de la consagración, por lo que se dice que algunas noches se sigue apareciendo para invitar al que pasa frente al templo para que escuche su misa y así terminar con su pena. 

El Santuario (1732)

El origen del Santuario se remonta a marzo de 1663 cuando el Obispo de Guadalajara visita Teocaltiche y éste  da permiso para pedir dinero y construir una nueva capilla. En 1732 se comienza a construir la nueva capilla para sustituir a la antigua, esto gracias a que el dueño de las minas y hacienda de Pabellón en el actual Aguascalientes, Don Lucas López de Fonseca terminara pagando la obra en su totalidad, pues prometió que sí  su esposa sobrevivía a una enfermedad construiría ese templo. 

Este Santuario fue construido con todo lujo, tiene un retablo dedicado a la pasión de Cristo con un gran valor artístico y aún se conserva en muy buenas condiciones. Este templo tiene muchas leyendas, entre ellas, se dice que es uno de los pocos templos autorizados para realizar exorcismos, para ello se utilizan diversos símbolos, como la rosa de los vientos, que se encuentra bajo la cúpula mayor, muy cercana al altar. 

La parroquia (1845)

Como ya comentamos esta historia comienza en 1550 cuando construyeron una capilla exclusiva para el uso de los españoles enfrente del antiguo Hospital de Indios. Teocaltiche tuvo como santo patrono a San Pedro hasta 1774, el nombre oficial de teocaltiche era San Pedro de Teocaltiche, esto se mantuvo hasta que ese año hubo una serie de temblores que comenzaron el último día de octubre y continuaron hasta el 6 de noviembre, a raíz de esto, el pueblo decidió cambiar de protector, sortearon varios santos el día 8 de noviembre y fue la virgen de los dolores la elegida. Fue el viernes 11 de noviembre de 1818  cuando se sacó a la virgen en procesión en acción de gracias por parar los temblores, y así se festeja hasta la fecha.  

En 1845 se colocó la primera piedra del nuevo templo parroquial encima del antiguo templo, y 53 años después, aún incompleta la obra decidieron que la virgen se moviera a su nueva y actual casa, para 1898 lo único que quedaba pendiente de construir del nuevo templo parroquial eran las torres. 

Los Teocaltichenses nunca cuentan a sus enemigos (1864)

Antes de entrar al tema les quiero mostrar esta casa, la llamada Casa Pinta, que fue construida a finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII que se dice que durante algún tiempo fue usada como oficina del Santo Oficio, hoy se utiliza como Casa de la Cultura;  esta casa lleva el nombre del héroe de la Independencia, José María González Hermosillo, caudillo de la Independencia por el cual el estado de Hermosillo lleva ese nombre, durante los primeros alzamientos de independencia esta casa fue quemada por el cura chicharronero, opositor al movimiento, por eso esta casa tiene ese nombre, aquí podemos ver como aún hoy hay vestigios de ese incendio. 

Casa Pinta
Casa Pinta

Este edificio tiene más historia, durante la segunda intervención francesa en México, esta casa sirvió como bunker para enfrentar a los franceses, como comentario esta intervención dio origen al famoso pan francés de Teocaltiche, se dice que los franceses encargaron a un panadero local hacer un pan que durará varios días, fue así que el panadero teocaltichense ideó e inventó el pan tostado. Pero sigamos con nuestra historia.

Casa Pinta
Casa Pinta

Tomada Guadalajara una fuerza formada por dos mil hombres fue tomando pueblos, pueblos que no ofrecieron resistencia, llegaron hasta San Juan para dirigirse a Teocaltiche para así poder seguir hasta Aguascalientes y luego a Zacatecas, su objetivo principal.

Pero los franceses no sabían que la única plaza en los Altos de Jalisco que ofrecería resistencia al poderoso ejército francés serían los teocaltichenses. En Teocaltiche comandados por Felipe C. Jáuregui se comenzó a juntar una fuerza de resistencia de apenas 300 hombres. Los teocaltichenses sabían que la victoria era imposible dada la diferencia en número y en equipamiento, sin embargo, lucharon siguiendo el ejemplo de Tenamaztle, tal vez sin saberlo pero con la misma bravura.

El 29 de enero de 1864 atacaron los invasores, eran 1200 franceses y 800 mexicanos, con un enemigo cinco veces superior en número el Coronel Mejía cuestiona el triunfo al Coronel Jáuregui a lo cual  el coronel teocaltichense responde: “Los teocaltichenses no cuentan a sus enemigos, o morimos o triunfamos, no hay más”.

En la defensa se utilizaron edificios como el Santuario, la Casa Pinta, la hoy Primaria Alba y Mazuca donde aún se pueden ver los torreones y otros edificios. 

Los teocaltichenses perdieron la batalla, pero queda el orgullo que desde Tenamaztle nos queda la costumbre de defender nuestra tierra y hasta la fecha cualquier invasor se la piensa dos veces antes de venir a querernos invadir a los de Teocaltiche.

El origen del Sarape 

Todo mundo piensa que el Sarape es de Saltillo, pero revisando un texto de Fernando Ramírez H. me he enterado que el Sarape Original, fue realizado quizá en Teocaltiche, Jalisco. Teocaltiche es un municipio que se encuentra en los Altos Norte de Jalisco, muy cerca de Aguascalientes, es un pueblo muy antiguo que guarda muchas tradiciones y sorpresas.  

Fernando Ramírez menciona que Nuño de Guzmán quien fuera conquistador de lo que se conocía como La Nueva Galicia encontró que los originales cultivaban algodón y fabricaban cobijas y telas, hecho descrito en la “Relación geográfica de Tequaltiche” escrita por Hernando Gallegos, Teniente de Alcalde Mayor de Teocaltiche en 1584,

Los originales buscaban darle mayor colorido a sus telas y cobijas usando tintes obtenidos de insectos, como la cochinilla que abundan en la región.

Fernando Ramírez menciona que a mediados de los años de 1800 Domingo Hernández y su padre Agapito Hernández comenzaron a perfeccionar los telares para poder trabajar mejor los tejidos de lana y algodón. Fue durante la segunda intervención francesa que sucedió entre los años de 1862 y 1867, pues hay que recordar que los teocaltichenses fueron derrotados por los franceses el 29 de enero de 1864, Ramírez menciona que un jefe político francés Miguel Kailer solo hizo amistad con un teocaltichenche: Don Agapito Hernández, dándole ideas para mejorar los telares, las lanzaderas, pues este tenía conocimientos sobre tejidos adquiridos en su ciudad natal. Le ayudó para que establecieran una pequeña fábrica de sarapes, rebozos, jorongos, mantillas y cobijas.

Con estas ideas y ya transcurrido los años de 1870 a 1900 el Señor Manuel López López formó una gran familia de tejedores, en sus tejidos destacaban el colorido y texturas, Don Manuel heredó sus conocimientos a su hijo Severo López quien al final juntando las ideas de todos los anteriores se consagra como el pionero en la fabricación de Sarapes de esos de muchos colores y dibujos que hoy conocemos como el Sarape de Teocaltiche.  

Plaza de Toros (1905)

Plaza de Toros “El Renacimiento” de Teocaltiche
Plaza de Toros “El Renacimiento” de Teocaltiche

De 1532 a 1773 cada 29 de junio se festejaba a San Pedro como santo patrono del pueblo, fue hasta 1774 que se decide cambiar de santo protector y con ello la fecha de las festividades al 11 de noviembre, fecha que se sigue conmemorando hasta nuestros días. Es desde ese año que también se celebra cada 11 de noviembre la tradicional corrida de Toros.

Samuel Contreras Sánchez menciona que se tiene registro de corridas en el municipio de Teocaltiche desde 1621, puede que se hayan realizado desde antes de esta fecha. Antes de la construcción de la primera plaza de toros “El progreso” las corridas se realizaban en lugares abiertos, o en improvisadas plazas de madera, me imagino algo como la llamada “Petatera” en las orillas de pueblo.

La Plaza de Toros “El Progreso” fue construida en lo que era una Huerta de Hospital de Indios y en los terrenos de los que fueran socios propietarios de la plaza en 1850. El último dueño de esta plaza fue Don Francisco Ordorica.

Plaza de toros  El Progreso
Plaza de toros El Progreso

Don Cipriano Chávez tenía ganas de organizar una corrida de toros y fue con su amigo Don Francisco Ordorica para pedirle que le rentara la plaza pues estaban cerca ya las fiestas del 11 de noviembre de 1902. Don Francisco se negó; fue tanta la insistencia de Don Cipriano que Don Francisco finalmente dijo que sí, pero le puso un precio muy alto a la renta, una renta cercana o superior a lo que costaría comprar la Plaza.  Don Cipriano contestó que eso era mucho dinero, que con ese dinero mejor se construía él mismo, a lo que su amigo respondió: ¡Házla si puedes¡

Don Cipriano Chávez y su hijo Cecilio se pusieron a pensar, hasta pensaron en hacer la corrida como se hacía antes, en una plaza de tablas en alguna orilla del pueblo, pero eso no era suficiente, para que la corrida funcionara tenían que superar en todo a Don Francisco. Decidieron comprar un terreno dentro del pueblo para construir su propia plaza, así que compraron un mesón a las Faldas del Cerro de San Miguel, en el centro, llamado “Mesón La Palma”.

Al poco tiempo contrataron a un arquitecto español de nombre Camilo Pani para que construyera la nueva plaza, el arquitecto se inspiró en la Plaza de Sevilla de su país. También contrataron como jefe de albañiles a Margarito Torres quien había trabajado en la Parroquia del pueblo.

En 1903 y 1904 la plaza de toros “El Progreso” presentó sus corridas como era costumbre, con un lleno total como también era costumbre, a estas corridas ya no asistió la familia Chávez. La construcción de la nueva plaza comenzó en 1904 y fue terminada a finales de octubre de 1905, Don Cipriano la llamó “El Renacimiento”.

Plaza de Toros el Renacimiento
Plaza de Toros el Renacimiento

La nueva plaza “El Renacimiento” se inauguró el 4 de noviembre de 1905 y como era de esperarse fue todo un acontecimiento; la primera corrida se programó el 5 de noviembre a las cuatro de la tarde, en total ese año en esa plaza se presentaron 5 corridas, todas con un lleno sorprendente. En contraste, en la ya llamada “Plaza de Toros del Pueblo” no asistió nadie, bueno, solo asistieron los propietarios, la banda y las cuadrillas.

Tras lo ocurrido Don Francisco se vio en la necesidad de cerrar su plaza y venderla en fracciones, no quedando rastro de ella, bueno, en ese lugar ahora se encuentra la “Cancha Municipal” del pueblo de Teocaltiche.

Algunos teocaltichenses que aportaron mucho a México  

Hay muchos más y me disculpo por no mencionarlos a todos pero puedo destacar a Cirilo Marmolejo, nacido en Teocaltiche quien se fue a vivir a Cocula y que en conjunto con el mariachi coculense le dieron forma al mariachi que todos conocemos. También puedo mencionar a Don Victoriano Salado Álvarez quien fuera periodista, escritor, historiador, diplomático y académico mexicano. Quien escribiera los Episodios Nacionales Mexicanos entre un sin fin de cosas más y también puedo mencionar a José G. Cruz quien fue un autor y editor de cómics mexicano, publicó muchas historietas de gran popularidad; entre ellas, Muñequita, La Pandilla, Rosita Alvírez, El Vampiro Tenebroso y El Santo el Enmascarado de Plata. 

Conclusión 

Teocaltiche es un pueblo muy antiguo, es un pueblo que siempre ha defendido sus ideales, Teocaltiche es madre de Lagos y  abuela de Aguascalientes, por solo dar un dato.

Regalo

paypal.me/lanetaen

Abajo te dejo un archivo el alta resolución, de esta guía turística. Si quieres colaborar con mi contenido da clic en la siguiente liga: paypal.me/lanetaen . Cualquier aporte me ayuda mucho muchas gracias.

Guia “PDF”

Deja una respuesta