¿Por qué nos encanta ver caer a los ídolos, famosos o gente exitosa?

No solo se trata de disfrutar ver caer artistas, famosos, influencer o gente exitosa, también afecta a personas comunes que intentan sobresalir en algún campo, el que sea y con las redes sociales el fenómeno se ve multiplicado a niveles de linchamiento.

¿Por qué nos encanta ver caer a los ídolos, famosos o gente exitosa?

¿Por qué nos encanta ver caer a los ídolos, famosos o gente exitosa?

No solo se trata de disfrutar ver caer artistas, famosos, influencer o gente exitosa, también afecta a personas comunes que intentan sobresalir en algún campo, el que sea y con las redes sociales el fenómeno se ve multiplicado a niveles de linchamiento.

La construcción de un mito

Para construir un mito se necesita vencer obstáculos y lograr algo, no tiene que ser nada sorprendente aunque muchos iconos sí logran salir de los estándares. Ahora vencidos los obstáculos y logar algo con ello ¿Se le reconoce el éxito o no a la persona? Si la respuesta es sí, se vuelve un icono, un mito.  

Héroes y Antihéroes

Siguiendo esta analogía de Héroes y Antihéroes, cada escalón que sube una persona para ser un Héroe tiene un costo: conseguir enemigos conseguir sus propios Antihéroes, obviamente también se consiguen seguidores, pero estamos hablando de Fenómeno “ver caer a los ídolos”. Este fenómeno es fácil de identificar, cada que cae un ídolo se llenan los medios y las redes sociales, el claro que el fracaso llama más la atención que el éxito.

El síndrome del impostor

Aquí quiero hacer un pequeño paréntesis que también afecta a los exitosos, y es posible que usted amable lector lo haya sufrido alguna vez, “El síndrome del impostor” La persona en verdad es capaz pero le entra la duda ¿Quién soy yo para ser brillante, talentoso, exitoso? Y esto puede afectar la seguridad en uno mismo, hay que saber sobreponerse a esto y seguir adelante.

La invasión de los Haters

 El odiador es un difamador que alcanza un grado profesional en el tema, es una persona que compensa su falta de éxito construyendo su propia personalidad, su imagen pública a base de la crítica, amedrentando y/o difamando a famosos, exitosos o alguien más a menos destacado. Intentan ganar valor restando valor a personas o creaciones.

Los odiadores hacen todo lo anterior para poder sentir que pertenecen al mundo que critican, lo hacen para recibir la atención que de otra forma no hayan conseguido con su propio éxito o creación. La incapacidad y la impotencia de lograr el éxito los lleva a odiar.

La poderosa arma  de los odiadores

El arma es simple pero poderosa el llamado “Sesgo de negatividad”  esto quiere decir que lo negativo recibe más atención que lo positivo. Así como dice el dicho: “La mentira ya le dio la vuelta al mundo mucho antes de que la verdad siquiera hubiera tenido tiempo de ponerse los pantalones”.

El rechazo al cambio

Si se propone un cambio, aunque este sea positivo hace que las personas prefieran lo anterior, lo antiguo, aunque este sea negativo, este tipo de personas (odiadores) quieren destruir para cubrir su propia frustración.

El envidioso se pinta de filántropo

Para compensar / justificar su odio el odiador muchas veces se pinta como un falso filántropo, es decir que hace obras de ayuda siempre y cuando alguien más se entere.

El propio fracaso del odiador lo lleva a tener un sentimiento de frustración pues desea lo que el otro tiene, lo que el otro ha logrado. Esto se agudiza si el fracasado se ha esforzado por conseguir lo mismo y falló, a causa de esto siente resentimiento irracional hacia el envidiado y se dedica entonces a intentar destruir el mito que ha creado el exitoso. Eliminar la Héroe que le recuerda que él no pudo.

El deseo de que el exitoso caiga representa la falta de la propia autoestima. “Si cae el exitoso se vuelve igual que yo”

El odiador generalizado

El misántropo es una persona que odia a todo lo humano en general, ya no únicamente a personas en específico, Al misántropo le gusta el sarcasmo, se considera más listo que los demás y evita relacionarse con muchas personas. El internet es un campo muy amplio de donde ejercer su odio.

Cuando menosprecia y molesta a otras personas se libera de la sospecha de que en realidad es igual que todos los demás.

Consejo

Haz lo que te gusta y sube tan alto como puedas, sube a las nubes sin importar lo que te digan los que se quedan en el suelo.

Deja una respuesta