El detrás de la portada de tu libro de historia de primaria

La historia de esa portada también es la historia de amor entre Victoria y Jorge.

La historia de esa portada también es la historia de amor entre Victoria y Jorge.

¿Recuerdas esta portada? Yo sí, no sé por qué, pero la tengo bien grabada en mi cabeza, no sé por qué, lo que sí sabemos es que esa portada fue tomada de una pintura al óleo sobre tela que tiene como modelo a una joven indígena originaria de San Agustín Tlaxco, Tlaxcala, de nombre Victoria Dorenlas.

Ese cuadro representa a México como nación, avanzando gracias a su historia y su pueblo. Fue pintado por el pintor y muralista Jorge González Camarena, hermano del mismísimo Guillermo González Camarena, inventor de la Televisión a color.

Ahora, hablemos de la protagonista, Victoria Dorenlas; según cuenta Antonio Luna Arroyo, autor del libro “Jorge González Camarena en la plástica mexicana”, Victoria estaba casada con un pistolero de algún político del estado de Hidalgo.

La historia más difundida cuenta que Victoria Dorenlas conoció al artista cuando trabajaba como mesera en un bar en Tlaxcala, donde solían asistir personalidades de la talla de Diego Rivera. Jorge quedó impresionado por la belleza de la joven, y usted ya sabe: “hola, ¿cómo te llamas?”, “¿a qué hora sales al pan?”, “yo te puedo pintar y puedes ser mi musa”, etc., etc. Victoria le contestó parafraseando lo siguiente: “Mire, todo eso que usted me dice está muy padre, pero, olvídese… Si mi marido descubre que estoy posando para usted, al día siguiente habría dos entierros; el suyo y el mío“. El argumento de Victoria fue tan sólido que González no tuvo más remedio que desistir en su intento.

Tiempo después, un día de esos normales en los que uno dice: “no, pues pasaba por aquí y dije: ¿por qué no paso a saludar?”, González se percató que fuera de la casa de Dorenlas había un velorio. Jorge primero se asustó, pues pensó que el malhechor había terminado con la vida de Victoria, pero para la buena suerte del pintor, el esposo de Dorenlas murió en una balacera y Victoria quedó viuda a los 19 años.

Pasaron los 40 días de luto reglamentario y el pintor se dejó ir “como gorda en tobogán” de nuevo sobre la hermosa Tlaxcalteca. De ahí en adelante, Victoria se convierte en la amante y modelo privilegiada del astuto Jorge González.

La pintó por cuantas veces pudo, y fue en una de esas pinturas en las que aparece Victoria, “La Patria”, que la muchacha fue inmortalizada y ampliamente difundida por la SEP. Pero esta no fue la única obra donde aparece Victoria, pues entre muchas otras, Dorenlas apareció en el mural pintado en Chile “Presencia de América Latina”, en “La Pareja”, en “Malinalli” y en “Las razas y la cultura”, que está en el Museo Nacional de Antropología.

Se dice que Victoria siguió siendo amante de Jorge por muchos años, que estuvo viviendo en París y que cuando regresó a México murió de cirrosis hepática. Tal vez es sólo una historia y murió en Paris, mientras posaba para algún otro artista.

Hasta la próxima.

Jorge González Camarena (Guadalajara, Jalisco, México, 24 de marzo de 1908 – Ciudad de México, 24 de mayo de 1980) fue un pintor, escultor y muralista mexicano.

https://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Gonz%C3%A1lez_Camarena

http://www.jrzetina.com/440351370

https://www.proceso.com.mx/160053/en-la-portada-de-los-libros-una-mujer-olvidada

Deja una respuesta